Modelos específicos de enseñanza escalonada para el desarrollo socioemocional

A continuación se presentan modelos específicos de enseñanza escalonada para el desarrollo socioemocional. Estos modelos contienen algunas de las prácticas que se describen en este módulo.

  • Modelo de la pirámide. Este modelo fue desarrollado por el Centro para los Fundamentos Sociales y Emocionales del Aprendizaje a Temprana Edad (TACSEI). y es un marco de cuatro niveles de práctica para atender a las necesidades socioemocionales de los niños, incluso las de los que tienen comportamientos problemáticos. Junto con el CSEFEL, el Centro de Asistencia Técnica de Intervención Social y Emocional para Niños Pequeños (Technical Assistance Center on Social Emotional Intervention for Young Children, TACSEI) ofrece recursos y productos para ayudar a otras personas a aplicar las prácticas de la pirámide de su trabajo.

  • El Primer paso hacia el éxito (First Step to Success) es un programa de intervención a temprana edad basado en pruebas para niños pequeños que se encuentran en situación de riesgo de desarrollar problemas de comportamiento. El programa ofrece a los maestros estrategias de intervención que ayuden a los niños a satisfacer mejor las exigencias diarias de comportamiento de los salones de clases de preescolar por medio de la prevención y la administración de los comportamientos problemáticos.

A continuación se presentan dos currículos basados en investigaciones para el desarrollo socioemocional de los niños pequeños:

  • Los años increíbles (The Incredible Years) son una serie de programas y manuales de capacitación para maestros, terapeutas y líderes de grupo cuyo objetivo es la promoción de la competencia social, las capacidades de resolución de problemas y la regulación de emociones de los niños.

  • El currículo de resolución de problemas y capacidades sociales del dinosaurio (The Dinosaur Social Skills and Problem Solving curriculum) es una de las series de capacitación de Los años increíbles que puede ser aplicada por terapeutas en grupos pequeños a niños con comportamientos problemáticos o por maestros en programas de prevención a toda la clase. El currículo fortalece las competencias sociales, emocionales y académicas de los niños, tales como el entendimiento de las emociones y la aplicación de estrategias eficaces de resolución de problemas.